LA INCREÍBLE REPETICIÓN DE ERRORES EN LA POLÍTICA ECONÓMICA AGROPECUARIA ARGENTINA

ANÁLISIS DEL MERCADO INMOBILIARIO RURAL EN 2019 Y PERSPECTIVAS PARA EL 2020
11 diciembre, 2019
MERCADO INMOBILIARIO RURAL ARGENTINO AL 2 DE ABRIL DE 2020
2 abril, 2020

LA INCREÍBLE REPETICIÓN DE ERRORES EN LA POLÍTICA ECONÓMICA AGROPECUARIA ARGENTINA

En la Argentina parece que los responsables de delinear las políticas en todo el ámbito económico, pero fundamentalmente en el agropecuario, no registran en la memoria de corto plazo, ya no de largo, lo que hemos vivido en los últimos 4 años, aun con los  errores macroeconómicos que nos llevaron a un cambio drástico de gobierno; es que cuando al inicio del 2016 se retiraron las retenciones a los productos agropecuarios, se produjo una nueva revolución productiva, con los múltiples beneficios que trataré de enumerar a continuación:

  1. Aumento exponencial de la producción granaria llegando a un récord de 147 MM de toneladas de granos en las última campaña y en la que estamos por finalizar, porque fue implantada antes del cambio de gobierno.
  2. Aumento muy significativo de la produccion de maiz, casi igualando la de soja cercano a 50 MM de Tn.
  3. Aumento de la producción de trigo y cebada muy sustantiva.
  4. Mejoramiento de la rotación de cultivos con la incorporación de gramíneas (trigo-cebada-maíz y sorgo,
  5. Mayor control de malezas, cuidado del suelo por incorporación de mayor volumen de rastrojos y equilibrio de los elementos minerales del mismo.
  6. Se multiplican los movimientos de fletes del interior a los puertos con el consecuente beneficio de mayor actividad directa e indirecta de las provincias productoras.
  7. Compra de insumos, cambios de maquinaria agricola, de camiones y camionetas, resurge la actividad en todos los pueblos.

Todo esto provoca un círculo beneficioso del aumento de la recaudación de los impuestos más genuinos y relacionados con la actividad. que cualquier economista podría demostrar que supera la recaudación producto de las retenciones, además de la distorsión que ello genera porque es una exacción directa del precio del producto independientemente de la productividad.

Lo mismo sucedió con el crecimiento exponencial de la actividad ganadera y láctea.

Estas producciones son justamente las que necesita el país para generar divisas tan necesarias, y que con estas nuevas medidas que han llegado hoy al límite de 33% en soja, y 15% al maíz y trigo, retrocedemos en el tiempo, y  volveremos a la sojización del agro argentino con todo lo negativo que ya hemos vivido en la década pasada.

 

Ing. Miguel Alfredo Figueroa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *